¿Cómo controlar los celos?

Los celos son uno de los principales motivos de consulta en los servicios de terapia de pareja. Desafortunadamente en Colombia no contamos con datos que nos permitan determinar qué tan prevalente es esta problemática en las parejas colombianas. Sin embargo, en mi práctica diaria como psicólogo de pareja, observo que esta temática, junto a problemas de infidelidad, representan las dos principales causas por las que las personas buscan mis servicios. Este fenómeno es congruente con datos encontrados en otros países como los Estados Unidos donde los terapeutas reportan que aproximadamente un tercio de los pacientes que buscan psicoterapia de pareja consideran los celos como el principal problema que les aqueja, especialmente en la población menor a 45 años¹

Solamente en Colombia, entre los meses de enero y mayo de 2018, se registraron 20.587 casos de violencia de pareja² de los cuales un porcentaje significativo terminó en homicidio. Esto nos señala la importancia de investigar e intentar esclarecer a fondo este fenómeno que tanto malestar produce al interior de las relaciones de pareja

 

Celos pareja

Broken Heart Grunge by Nicolas Raymond is licensed under CC by 3.0

¿Qué son los celos de pareja?

Una de las dificultades que nos encontramos dentro del trabajo psicológico de pareja es la amplia variedad de definiciones. Hacemos énfasis en el término celos de pareja o celos románticos para referirnos a los celos que se establecen en una relación romántica y que se diferencia de experiencias similares que se puedan manifestar entre familiares, compañeros de trabajo, amigos, etc. Para muchos investigadores³ es importante hacer una distinción entre los celos y envidia. Esta última se puede entender como el deseo de poseer algún objeto o característica de otra persona, acompañado por sentimientos de inferioridad, rabia y resentimiento hacia la persona que se envidia. Los celos de pareja o celos románticos, a diferencia de la envidia, generalmente están más relacionados con la amenaza, real o imaginaria, de pérdida de una relación de pareja.

Varias definiciones de los celos de pareja han sido ofrecidas por diferentes teóricos desde una amplia variedad de tradiciones. Por practicidad y congruencia con mi trabajo terapéutico, comparto la definición de celos de pareja como un conjunto de pensamientos, emociones y comportamientos que reflejan la necesidad de proteger y defender una relación sentimental significativa frente a la amenaza romántica de una tercera persona real o imaginaria4 A partir de definiciones de celos similares a la anteriormente presentada algunos autores5 diferencian 3 tipos diferentes de celos de pareja:  Celos normales, sintomáticos y Reactivos patológicamente.

Celos Normales

Estos aparecen asociados a amenazas reales frente a la relación. Desde perspectivas como la psicología evolutiva, los celos serían un mecanismo psicológico innato que intentaría garantizar la exclusividad sexual y garantizar los recursos necesarios para la subsistencia de la descendencia. En términos más sencillos: los celos de pareja serían un recurso evolutivo que ayudaría a garantizar que un hombre críe exclusivamente sus hijos biológicos y no los de sus rivales, al garantizar que su pareja no mantenga relaciones sexuales con otros hombres. Por el otro lado, los celos de pareja femeninos serían una forma de lograr que un hombre dedique su energía y recursos exclusivamente a sus hijos y no a los que tenga con otras mujeres.   

Como terapeuta de pareja considero que se debe ser muy cuidadoso con esta definición ya que fácilmente, la persona celosa intentará justificar sus celos y enmarcarlos dentro de un contexto de normalidad. Comportamientos como la hipervigilancia en medios digitales, recriminaciones por el pasado sentimental de la pareja, prohibiciones frente a las amistades del sexo opuesto, son conductas supremamente perjudiciales para la salud mental de la pareja y no deben ser consideradas como normales.

Celos sintomáticos

En esta categoría entran las manifestaciones de celos donde la percepción de amenaza en la relación de pareja está alejada de la realidad y donde los celos aparecen asociados a otros problemas de carácter psicológico como paranoia, problemas de autoestima, abuso de sustancias, entre otros.

Celos Patológicamente reactivos

En estos, el evento desencadenante puede ser real, pero las respuestas para lidiar con la amenaza percibida son exageradas debido a dificultades de carácter psicológico como: paranoia, problemas de autoestima, experiencias traumáticas del pasado relacionadas con la fidelidad, etc.

¿Son más celosos los hombres o las mujeres? 

Esta es una pregunta que aparece constantemente en el ejercicio de la psicoterapia de pareja. Desde mi punto de vista, no existe una diferencia significativa entre hombre y mujeres que asisten a terapia.

El análisis científico de las diferencias en patrones de celos entre hombres y mujeres ha planteado que, si bien los celos son recurrentes en los dos géneros, existen diferencias en los tipos de celos que manifiestan hombre y mujeres. Desde este punto de vista en los hombres son más frecuentes los celos sexuales, como los celos motivados por que la pareja haya o mantenga relaciones sexuales con otra pareja. En las mujeres serían más frecuentes los celos emocionales, manifestaciones de celos motivados por que la pareja mantenga relaciones afectivas con otras parejas. Esta hipótesis ha sido recientemente puesta en duda por resultados hallados en varias investigaciones6

Hombre celoso

Una de las áreas donde la investigación si ha mostrado diferencias significativas entre géneros es en las respuestas frente a los celos. Los hombres celosos generalmente tienen manifestaciones más fuertes de rabia que muchas veces pueden terminar en violencia. Las mujeres celosas tienden a manifestar sentimientos y comportamientos que se podrían más fácil caracterizar como depresivos7

 

Recomendaciones para controlar los celos

Comunicación

El primer paso tanto para la persona que es celosa, como para quien recibe los celos, es la comunicación. En este sentido es importante explorar en conjunto, que tan reales son los temores al interior de la relación afectiva. Conversar y discutir sobre los celos, no significa someterse a los deseos de la persona celosa, especialmente si estos temores están basados en ideas alejadas de la realidad.

No actuar los celos.

Una vez se tenga una precepción de que hay problemas con los celos, es importante que la persona “celosa” se abstenga de actuar los celos. Lo más común es que a través de los celos se establezca una fuerte conexión entre pensamientos de inseguridad y conductas celotípicas.

En mi consultorio es común encontrar personas que revisan y monitorean constantemente la actividad de sus parejas en redes sociales, personas que han contratado hackers para lograr acceso a los correos electrónicos de sus parejas, personas que solicitan que su esposo o esposa les estén continuamente enviando fotos de los lugares donde se encuentran, etc. Mientras la persona celosa continúe realizando estás acciones, será muy difícil que las sensaciones de inseguridad desaparezcan.

No ceder ante peticiones basadas en ideas alejadas de la realidad.

En el trabajo clínico como terapeuta de parejas es común encontrar muchas veces situaciones de celos que se han vuelto crónicas. En estas situaciones muchas veces se observa que la persona que recibe los celos suele asumir una postura de muchas veces aceptar acusaciones de infidelidad infundadas o de someterse a peticiones extremas con el objetivo  de mantener la armonía en la relación de pareja. Esta tendencia más que reducir las inseguridades en la persona celosa lo que hace es incrementarlas.

Estar atento a condiciones psicológicas preexistentes.

Es importante que las personas celosas se sintonicen con situaciones o dificultades psicológicas preexistentes en su historia personal. Por ejemplo, para persona que haya tenido en el pasado problemas obsesivos los celos románticos se pueden convertir en una nueva vía de expresión de estos. Problemas de autoimagen no resueltos pueden reaparecer en la relación de pareja bajo un miedo constante a que la pareja encuentre alguien que considere más atractivo.

Celos redes sociales

Estar atento al uso de redes sociales y medios digitales.

Varias investigaciones8 han mostrado que redes sociales como Facebook proveen un entorno que favorece la aparición de celos de pareja en personas que tienen esta vulnerabilidad. Muchas veces recomiendo durante los procesos de terapia, entrar en un proceso de desconexión del mundo digital, especialmente en personas que muestran una marcada tendencia a fundamentar sus temores en lo que observan en redes sociales.

Buscar Ayuda terapéutica

Los celos de pareja son un fenómeno muchas veces difícil de manejar. Se requiere de una gran inversión de tiempo y energía para encontrar las causas reales de los mismos y producir cambio. La Terapia de pareja ofrece herramientas claras que facilitan el proceso de superar los celos. Como lo he mencionado anteriormente los celos son uno de los principales temas de consulta de pareja, de la misma manera la psicología como disciplina ha estudiado y sugerido intervenciones que prometen ayudar a superar los mismos. 

Reserva ya tu cita, llamando al teléfono 3178554532 

 

By |2019-01-23T21:03:30+00:00Agosto 13th, 2018|Terapia de Pareja|0 Comments

Leave A Comment

Esta página web utiliza cookies para facilitar su navegación. Para más información diríjase a mi sección de Privacidad y Manejo de Datos Entendido